nuestros patrocinadores

26 de marzo de 2016

¡Menudo domingo!

El pasado domingo 13 fue un día "concurrido" en la agenda del Jabatos Running Club. Se daban cita varias carreras y competiciones para los nuestros distribuidos por varios puntos de Castilla y León. Teníamos representación en la Maratón de Palencia, la Media Maratón de León y las dos pruebas del Duatlón de Arroyo de la Encomienda.

El más madrugador de los nuestros en entrar en liza fue Pablo Torres enfrentándose a los 42kms en la III edición del maratón palentino. Al ser una prueba de reciente creación y con bastantes "competidores" en el calendario lamentablemente estuvo por una baja participación, unos cuarenta participantes. Derivado de esto supuso que Pablo tuviese que realizar la carrera prácticamente sólo, lo que, unido al viento reinante en dicha jornada, endureció la carrera notablemente. Buenas sensaciones para nuestro compañero durante los primeros 25km, pasando la media maratón en 1h 40m. Y tomando avituallamiento fenomenalmente hasta los últimos 5km, en que hubo que bajar el ritmo ya que parecía que las fuerzas querían flaquear en la recta final. Según decía Pablo le faltó un poco de fondo, pero siempre hay que quedarse con lo bueno: mejoró en 4min su marca del Maratón de Sevilla del año anterior.

La III Maratón de Palencia fue vencida por José Manso con un tiempo de 2h 45m. La marca de Pablo fue 3h 28m. Y ocupó la 14ª posición en la general y en la categoría senior, con el premio de pastas, trofeo y medalla correspondiente. Si cabe poner el pero en que la organización debiera hacer revisión y tomar en cuenta aspectos bastante mejorables: sin avituallamiento final, avituallamientos "espartanos" (agua y plátanos), etc. Eso sí, mencionar en positivo las duchas en el gimnasio cercano a la meta.


Sonriendo con el trofeo como debe de ser.


También pronto en la mañana estaba preparado Roberto Carlos para tomar la salida de la octava edición de la Media Maratón de León. Carrera con un valor especial para él ya que es la que debutó en la distancia y repetía por cuarta vez, convirtiéndose en un veterano de la carrera ya. Además supone el primer gran objetivo de la temporada de nuestro compañero.

El día amaneció soleado, si bien a la hora de la carrera había unos 3º y por ende temperatura fresca, pero no había aire, con lo que las condiciones para correr eran óptimas. Roberto hasta el primer avituallamiento, en el km5, corrió junto a su hermano, a un ritmo pausado buscando reservar fuerzas para el final. Poco después y en base a las buenas sensaciones que llevaba aumentó ritmo para afrontar los tramos en cuesta de la calle Unicef y la carretera de Carbajal, Fenomenal ambiente y animación en el caso histórico. En el monumental paso por el km10, frente a la Catedral, Roberto pasó muy entero y con fuerzas en un tiempo de 44:06. A partir de ahí y ya que el recorrido es muy horizontal, ideal para ir aumentando el ritmo y adelantar posiciones y así fue para nuestro compañero. Tras afrontar unos pequeños momentos de cansancio del km17 a 19; acabó la carrera con muy buenas sensaciones, finalizando fuerte. La prueba fue ganada por el controvertido Sergio Sánchez con una marca de 1h 05m. Por su parte Roberto entró en meta con un tiempo de 1h 31m 46s, su mejor marca en esta prueba. Para él el puesto 276º de la general (de un total de 1369) y 73º en la categoría senior. Además con valor añadido ya que en las últimas semanas no había podido entrenar todo lo que le hubiese gustado.

La organización de la carrera fue como siempre muy buena, hay numeroso personal de apoyo en todo el recorrido, puestos de socorro y avituallamientos cada 5kms. El número de corredores es el adecuado para las instalaciones del Estadio Hispánico, tanto en la salida como en la llegada de la prueba. Además de la organización, recomendar esta carrera por el recorrido, que permite disfrutar de toda la ciudad de León, y con la presencia de mucho público siempre animando.


La sonrisa que nunca falte.


A media mañana la cita estaba en el Duatlón de Arroyo de la Encomienda. En la prueba "sprint" participaba Pablo y en la de promoción Antonio. Además de esas dos carreras había bastantes pruebas menores y lamentablemente las carreras fueron acumulando considerable retraso respecto del horario inicial planificado. Además la baja temperatura y el molesto viento en todo el circuito pusieron un poco más dificultad a la prueba.

Tomaba la salida en primer lugar Antonio en la prueba promoción en la que corrían juntos cadetes, veteranos y seniors. Por delante un primer sector de carrera de 2,5kms en que nuestro compañero dejó hacer a los cadetes por delante y los "compañeros de quinta" vigilando ritmos. En la primera transición, como ya es habitual, perdió algo de tiempo, pero se repuso muy bien, recuperando ese tiempo y escalando puestos en la clasificación gracias a un fuerte ritmo con la bicicleta de carretera en los 9kms de recorrido. Nuevamente la segunda transición no fue todo lo fluida que debiera, pero las buenas sensaciones corriendo se materializaron en forma de remontada gracias a un ritmo "impensable" a esas alturas de la carrera tras el esfuerzo sobre la bicicleta en el último sector de 1,3kms. Se llevó la prueba Hugo Ramos (Triatlón Soriano) y nuestro compañero finalizó con un tiempo total de 36m 54s y la magnífica clasificación de de la general y de la "hipotética clasificación conjunta" de veteranos y senior. Lamentablemente no tenemos ninguna foto de Antonio en la prueba.

Poco después comenzaba la carrera de categoría "sprint", en la que participaba como hemos dicho Pablo. Había mucho nivel en la línea de salida de cara a posibles vencedores de la prueba. Debían disputar en primer lugar 5kms de carrera, 20 de bicicleta y finalizar con 2,5 de nuevo a pie. Nuestro compañero no había podido enlazar las dos últimas semanas a un buen ritmo de entreno, pero no fue óbice para las buenas sensaciones y clasificación que tuvo. En la primera parte de carrera, con pelotón estirado fue a buen ritmo, rondando 3:45. En la bici el viento hizo de las suyas y además Pablo se vio "en tierra de nadie" y tuvo que hacer todo el sector ciclista en solitario. En la parte final de carrera a pie no vio mermadas las fuerzas y corrió a un espectacular ritmo de 3:57 de media. La carrera la dominó desde el principio, ya que reventó la carrera desde los primeros metros yéndose en solitario, Javier García (Triatlón Campos de Castilla). Pablo cruzó la línea de meta con una marca final de 1h 04m y firmó un sensacional puesto 17º (de un total de 74).




Magnífico este primer domingo de "actividad rebosante" en el Jabatos Running Club. Estamos seguros que están por llegar muchos más en que los nuestros hagan kilómetros disfrutando y llevando nuestro nombre con el buen rollo y alegría habitual.



19 de marzo de 2016

Nueva era, las mismas ganas de sumar kilómetros!!!

Por si alguien todavía no se ha enterado (con toda la “tabarra” que hemos dado en las redes sociales… jejejeje) hace unas semanas decidimos hacer llegar “de manera más visible” nuestra disposición e invitación abierta a todo aquel que quisiera unirse al Jabatos Running Club. No podemos más que transmitir la alegría y sorpresa positiva que nos ha reportado. En pocos días doblamos el número de “miembros en activo” y en tres semanas que han pasado desde la primera “misiva” que lanzamos podemos hoy deciros que hemos crecido hasta TRECE y esperamos, y nuevamente invitamos a tod@s los que se quieran unirse, en próximos días seguir transmitiendo que “vamos a más”.


Poco a poco os iremos presentando a los compañeros que “defenderán los colores jabatos”. Hoy os traemos la primera crónica de uno de ellos, la del compañero Antonio Aráez en la X Media Maratón del Camino. El pasado día 6, organizada por el Club Maratón Rioja, se celebró la décima edición de esta prueba que cuenta con muy buena fama por el buen trato y organización que brindas a los participantes. Recorre la etapa del Camino de Santiago entre Nájera y Santo Domingo de la Calzada. La carrera consiste en tramos de tierra compacta, a veces con piedras, y otros asfaltados. El terreno es bastante desigual, pero también cuenta con un par de subidas duras en el kilómetro 1 y otra en el 13, además del viento siempre presente y que en esta edición acompañó todo el recorrido. Uno de los corredores comentaba que quizás variando de fecha esta “adversidad” sería menor. Comentario con el que no podía estar más de acuerdo Antonio tras la edición de este año.

A pesar que se anunciaba nieve y lluvia, éstas no se hicieron presentes, al menos no lo suficiente como para hacer aún más difícil el terreno. Hubo barro en ciertos tramos, algún charco que pudo hacer resbalar, pero nada parecido a lo que uno podía temer. La mayoría de los corredores hacían el mismo itinerario: primero llegada a Santo Domingo para la recogida de dorsal (junto con una vistosa camiseta y la bolsa del corredor que como detalle contaba con una botella de vino). Después se tomaba un autobús que llevaba a los participantes a la salida en Nájera. En el trayecto se respiraba un aire de carrera especial, había nervios y muchos se preguntaban qué se iban a encontrar. Urgía encontrar un veterano que nos pusiera al día. Agradecer al compañero de los Beer Runners de Logroño, que detalló los pormenores de la prueba y tranquilizó bastante al personal novato en la prueba. En la llegada a Nájera esperaba el polideportivo, con un camión para dejar la mochila y un bar para tomar un café.

Primer kilómetro duro: subida continua en terreno de tierra y piedras que pueden poner en su sitio al que no pone cabeza. Luego unos nueve kilómetros de subidas y bajadas, no demasiado abruptas, aunque no es un terreno fácil. Eso sí, el paisaje es agradable con todos los viñedos y la gente (valiente también con el día de frío que hacía) animando sin parar del primero al último. A partir del kilómetro 12 nueva subida de entidad en la que el compañero Antonio acusó el reciente intenso proceso gripal sufrido. De tal magnitud era el repecho antes de finalizar el kilómetro 13 que el compañero optó sabiamente por rebajar el ritmo casi al trote para regular fuerzas y poder acabar con garantías. En este tramo tuvo la suerte de estar acompañado por Mario, “veterano de veteranos” y fundador del propio Club Maratón Rioja, más duro que una piedra y que le dio toda una lección de pundonor. Una vez superada la última cuesta dura poco después se veía el perfil de Santo Domingo de la Calzada y el ánimo retornó en positivo e hizo que Antonio olvidase el viento en contra y el dolor de espalda que le había ido “dando toques de atención” y subió ritmo para acabar con brío y buenas sensaciones.

Aunque había unos 1000 corredores inscritos, finalmente 750 fueron los que llegaron a la meta en Santo Domingo de la Calzada. El ganador de la prueba en hombres fue Pablo Mas (CA Oinkariak) consiguiendo el primer puesto con 1h 19m 18sgs. En cuanto a las chicas la ganadora fue Gema Olave (Club Maratón Rioja) con un tiempo de 1h 35m 45sgs. Nuestro compañero Antonio Aráez, que su único objetivo en esta prueba era acumular kilómetros y recuperar sensaciones ya que en las semanas anteriores por culpa de la gripe y los horarios poco o nada pudo entrenar, finalizó con la marca de 2h 34m; pero por encima de ello remarcar que se trataba de su tercera media maratón y poner en valor que la dureza del recorrido de esta supone un gran hito en su historial.



Tras franquear el arco de meta recogida de la bien ganada medalla y un avituallamiento basado en refrescos, vino y ese bollo preñado que hizo que el proceso de recuperación fuese más agradable. La organización de esta prueba estuvo a la altura. El corredor se siente arropado en todo momento y la verdad es que se ve que ya están bastante rodados. Es una carrera para disfrutar y aprender; y sobre todo, en la medida de lo posible, disfrutar de tan fenomenal recorrido y belleza del paisaje que recorre.



9 de marzo de 2016

Cuestas, frío, viento y hasta nieve en Fuentemolinos

La segunda parada de la temporada de duatlón para el Jabatos Running Club citaba a los nuestros en las tierras ribereñas de Fuentemolinos. El año pasado fue allí donde los nuestros se estrenaron en el duatlón. Este año tan sólo Antonio pudo acudir a la prueba que inauguraba el XXI Circuito Provincial de Duatlón del IDJ de la Diputación de Burgos.

La dureza del circuito de Fuentemolinos se vio agravado este año por las dificultades meteorológicas. Bajísima temperatura, fuerte viento y hasta por momentos presencia de leve granizo y nieve. La verdad que una vez allí bastante era con acabar la carrera de cada uno y agradecer y vitorear la labor de los acompañantes que se dieron cita. Lo suyo sí que tuvo mérito, ya que los que participaban al menos con el movimiento les era menor el frío; pero los que les esperaban para animar y aplaudir aguantando frío y agua tuvieron mucho mérito.

Nuestro compañero estaba inscrito en la prueba de promoción y vistas las condiciones bien que hizo en no aventurarse en la de mayor distancia. De hecho en el calentamiento previo a carrera se tuvo que poner una capa más de ropa. Su prueba se componía de un primer sector de carrera a pie de 2,3kms por el pueblo en el que las cuestas eran la nota predominante. La parte central era un trazado de BTT de 9kms de recorrido "rompepiernas" en las que había poco momento de respiro. Y se finalizaba con una nueva vuelta al recorrido a pie en el pueblo de idéntica distancia al primero sector (2,3kms). Como hemos dicho y bien tuvo en mente Antonio el día no "daba más de sí" que para acabar la prueba, sin mirar mucho el crono y siendo más precavido que envalentonado. El arranque de prueba fue bueno, con buenos ritmos. Sabedor de las dificultades de la segunda parte del recorrido guardó fuerzas. Una vez ya sobre la bicicleta la primera dificultad del trazado era consabido que se iba a sufrir e incluso tener que bajar de la bicicleta como la inmensa mayoría de participantes, tanto en la prueba de promoción como en la de sprint. Una vez coronada la tremenda cuesta el viento y frío hicieron de las suyas, con fuertes rachas en contra y granizo molesto. Poco a poco recuperó algunos puestos que pudo conservar e incluso acrecentar la diferencia en la parte final con una buena carrera en la que tuvo buenos ritmos aún con la fatiga en las piernas del esfuerzo acumulado.

El vencedor de la prueba de promoción fue nuevamente Alfonso Izquierdo (Triatlón Soriano). Ocuparon la segunda y tercera posición del pódium Lucas Izquierdo y Diego A. Martín respectivamente. Antonio finalizó con un tiempo final de 55:23, 17º en la general y de la categoría absoluta. Buen sabor de boca en general para Antonio, ya que además de "vencer a los elementos" vio cómo su marca en la prueba de Fuentemolinos la rebajaba 2:20 respecto del año anterior. 


Buen y efectivo trabajo de transiciones.

En compañía del amigo Alberto.


No acabar esta crónica sin agradecer como se vuelcan las gentes de Fuentemolinos con su duatlón. Además de la colaboración en la organización y desarrollo de la prueba al final de la misma agasajaron a participantes y acompañantes con una deliciosa merienda que hizo que el frío se mitigase un poco y las fuerzas se recuperasen mejor. Como no también hacer mención a la labor del Instituto Provincial para el Deporte y la Juventud con su trabajo de promoción y celebración de pruebas deportivas en los pueblos burgaleses.


5 de marzo de 2016

Desafiando al frío

Parecía que el frío no quería hacer presencia en las calles de Burgos "como antaño". Pero bien que lo ha hecho durante el mes de febrero. Y como no podía ser de otra manera fue fiel a su cita con el Cross de San Lesmes. La Asoc. Atletas Veteranos de Burgos decidió continuar con el objetivo de "reinventar" la prueba. Este 2016 ha visto nacer el Memorial Bienvenido Nieto, insigne concejal burgalés que falleció el año pasado y que pasó media vida dedicado a la promoción del deporte. Agradable y simpático en el trato y acérrimo defensor del deporte de base, fue una suerte haber tratado con él en persona. Bajo este nombre se englobaron las carreras de categorías menores de distintas distancias, el XXXVIII Cross de San Lesmes (ya desde el año pasado pasó a ser prueba de 10kms) y, finalmente, la XII Clásica del Euro que este año se movió de fecha y la distancia se bajó a la de la legua. De esta manera compartían kilómetros y recorrido en la parte inicial de carrera en las dos pruebas "grandes".

Por parte del Jabatos Running Club tan solo tomó la salida Roberto. Los rigores del invierno en forma de virus que se mueven de pequeños a papás y mamás hicieron mella en los nuestros; sumado a las obligaciones laborales.

Roberto había estado entrenando específicamente para esta prueba. Buscando dar un buen "mordisco" a su marca en los 10kms. Desafiando al frío, con perseverancia aun siendo tarde en la noche su hora de entreno muchos días y con disciplina a la hora de seguir el plan diseñado por David. El día 7 el sol quiso hacerse presente junto a un buen número de participantes en ambas pruebas. Buena mañana en lo meteorológico que lamentablemente se vio empañada por la falta de "colaboración ciudadana" por decirlo de alguna manera. La ausencia de cierre por completo del circuito hizo que muchos viandantes interrumpiesen el normal discurrir en muchos tramos. Junto con algún fallo más de organización e imprevisto técnico (por supuesto que no achacable a la organización).

Carrera "de manual" la de nuestro compañero: de menos a más subiendo el ritmo en la última parte. Sabiendo medir las fuerzas y no derrochando ni un gramo de fuerzas aún viéndose fuerte al principio. Hasta mitad de recorrido fue en grupo, bien llevado y con buenas sensaciones. Al paso por la estatua del Cid frente al Teatro Principal nuestro compañero subió el ritmo, despegándose un poco de sus compañeros de grupo. Y en los últimos kilómetros "quemó las naves" vaciándose por completo.

La prueba tuvo marcado carácter local veterano, ya que la prueba coincidió con el Cross Internacional de Valladolid, La victoria en los 10kms del XXXVIII Cross de San Lesmes fue para José Santamaría con un magnífico registro de 34:10. Roberto entró en meta parando el crono en 40:49. Haciendo buenos todos los sacrificios y esfuerzos hechos para completar entrenamientos. Se llevó el puesto 78º de un total de 503. Magnífico registro en el tiempo y en la clasificación.


Defendiendo el escudo de los Jabatos.

Concentrado.

Marcando el ritmo del grupo.

Que no falte una sonrisa.

Sin guardarse nada.


Felicitar como ya hemos hecho a Roberto. Es el más claro ejemplo de que compromiso, perseverancia y cariño a la hora de entrenar los resultados llegan y de qué manera. ¡Enhorabuena, jabato!!!