nuestros patrocinadores

22 de noviembre de 2015

Burgos Bike by Scott

Como ya sabéis no somos precisamente constantes en las actualizaciones del blog. Siempre hacemos propósito de enmienda pero el día a día nos puede. No obstante, hacemos y seguiremos haciendo todo lo posible para traeros las actividades del Jabatos Running Club según se vayan produciendo. En esta ocasión volvemos a dejar las zapatillas a un lado y la bicicleta toma protagonismo. De la mano de nuestro compañero Isidoro os traemos la crónica de su actuación en la III Burgos Bike by Scott que se disputó el pasado 27 de septiembre.

Tras haber declarado el final de "la temporada seria de BTT", tras la Ruta del Cid hasta Valencia, se me planteó este último reto al que no me podía negar: una impresionante ruta por su larga distancia (62kms) y no tan dura por su desnivel (unos 900 metros); con un recorrido de dos vueltas al circuito que partía del restaurante Coco Atapuerca y pasaba por Cardeñajimeno y recorría robledales y pinares.

Con tal objetivo las dos semanas previas me preparé con rutas más largas para acostumbrar de nuevo las piernas. Una vez llegó el día el clima acompaño con una fantástica mañana para darle al pedal. Ya que la salida era tan cerca de casa fui calentando desde la puertita de mi casa literalmente. Los nervios iban en aumento según me iba acercando a la zona de salida, pero una vez allí y visto el buen ambiente que había se esfumaron. Primero tocaba la recogida del dorsal. Después hice una visita al box de los amigos de "Al Límite Bicis" para hacer un par de últimos retoques. El gran mecánico Esteban me dio los últimos consejillos mientras que dejaba niquelada mi bicicleta Felt. Me coloqué en la cola del pelotón, la prudencia llamaba a la calma ya que la falta de experiencia en carreras BTT y el nivel que se veía en gran parte de los aproximadamente 250 inscritos indicaba que era mejor salir tranquilamente, disfrutando de mi primera carrera oficial.

La carrera comenzó "como un tiro" para los élite y federados que salieron cómo auténticos locos. Aún no habíamos entrado en el circuito urbano de Cardeñajimeno cuando ellos ya enfilaban la salida del mismo para adentrarse en el robledal. Nuevamente llamada a la calma con el ritmo que tomar. En la parte trasera del pelotón, como suele ser habitual, había mucha gente de todos los niveles y experiencias. Terminado el sector del pueblo nos dirigimos directos hacia el robledal. Ahí el grupo se estiraba debido a la entrada en los senderos. Los primeros instantes fueron de animada charleta con los compañeros, poco a poco fui cogiendo mi ritmo y disfrutando, en la medida de lo posible, de disfrutar del magnífico paraje en que nos encontrábamos: senderos atravesando el robledal con las "sol y sombras" de la buena mañana que teníamos y después del pinar que le seguía. Fue una experiencia maravillosa a la vez que muy divertida. Aunque también debo decir que en la primera vuelta se hizo un poco tortuosa ya que la cola de grupo te hacía ajustar un poco el ritmo, para ni pecar de exceso y desfondarte ni descolgarte y verte adelantado en demasía.

Después de la zona arbolada salimos a zona amplia y abierta donde la pista forestal y los subibajas continuos, acompañado de un viento "in crescendo", hicieron menos amena la prueba a partir de este momento. Solamente quedaba terminar la primera vuelta del circuito y enlazar con los otros 31 kms de la segunda vuelta. Las fuerzas ya iban mermando y la perspectiva de la segunda vuelta junto con el viento de cara que se estaba levantando trastocaba un poco el ánimo, pero la ilusión del estreno en la competición y el ambiente hizo que durase poco el desánimo. Subí un poco el ritmo en la parte final de la carrera y me vacié por completo, apretando hasta el final. La gran recompensa fue la llegada a meta y observar en la meta la mejor recompensa: mi chica y mi niño esperándome para unos ánimos finales y mimos post carrera.

Reseñar que el pódium de la prueba fue copado íntegramente por ciclistas de la categoría élite, el vencedor fue Moisés Dueñas (C.D. Bedelalsa) con un estratosférico tiempo de 2h 08min 58sgs. Nuestro compañero Isidoro cruzó la línea de meta parando el crono en 3h 05min 37sgs, firmando el puesto 133º de la general (de un total de 205) y 78º en la categoría senior.

Magnífico ambiente.

De menos a más.

Sufriendo con el viento de cara.

El mejor premio esperaba en meta y no era en forma de medalla.


Felicitar a toda la organización del Burgos Bike por el altísimo nivel organizativo y de atención a los participantes. Se nota el cariño, horas, esfuerzo y dedicación que ponen. De igual manera agradecer al mucho público en todo el recorrido que animaba y bien se agradecían sus palabras de ánimo. Y al amigo "Rutero Modubero" por sus fotos e información del múndo del BTT que cuelga en su página. Contamos ya los días para la próxima edición; todo hace apuntar que serán más los miembros del Jabatos Running Club que tomen la salida en la edición del 2016.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada