nuestros patrocinadores

22 de diciembre de 2013

¡Felices fiestas para todos desde el pico Mencilla!

En la mañana del domingo 22, ya que veíamos que las probabilidades de que nos tocase la lotería no eran muy grandes, decidimos acompañar a los amigos del Club Deportivo Montañeros Burgaleses en su ya clásica "subida del Belén" al pico Mencilla.

Por supuesto que para nada era competitivo y el fin era pasar un buen día de montaña en compañía de los miembros del Jabatos Running Club que se aventuraron a calzarse las botas y pisar nieve: Rubén, David y Andrés fueron los avezados montañeros que hasta Pineda de la Sierra fueron.

Las previsiones organizativas fueron un tanto exageradas, ya que la sugerencia de crampones, por la posibilidad de presencia de hielo en toda la ascensión, para nada se cumplió. Y aún no teniendo un día de sol radiante y sí con bajas temperaturas, el clima respetó y se pudo disfrutar de una buena mañana en la sierra burgalesa.

Os adjuntamos la crónica que el compañero Andrés nos ha hecho del día:

     Es domingo. Empieza pronto el día. Las sábanas aprietan, como diciendo: "¿A dónde quieres ir tan pronto?" Hemos quedado para hacer trekking en el pico Mencilla. Hoy es típico subirlo para montar el Belén. Nos hemos organizado para ir en un coche. Más bien, Rubén se ha ofrecido. ¡Muchas gracias! Son las nueve menos 5 y pasa a recogerme. Seguido vamos a recoger a David y Delia que ya nos esperan para el gran día. 

     El coche de Rubén nos lleva como auténtico señores. Nos lleva perfectamente hasta Pineda. Ya allí, en el mismo pueblo, encontramos mucha gente ya preparada. Nosotros decidimos subir más arriba. Aparcamos junto a lo que queda de la vieja pista. La verdad que la carretera está accesible. No ha habido más problemas.

     Nos preparamos y tras una breve evaluación de a dónde vamos a subir nos ponemos en marcha. A estas alturas ya nos hemos quedado tranquilos sobre como pensábamos que se iba a quedar el día. Sólo vemos que en la cumbre parece estar nublado. En la cresta podemos observar que ¡ya hay gente allí arriba! 

     ¡A andar! Nos ponemos en camino. Rápidamente llegamos al refugio de montaña. Hasta aquí todo fácil. Ahora sólo queda mirar hacia arriba. El camino empieza con nieve dura y resbaladiza. Aquí Rubén y yo nos comenzamos a adelantar. Está claro que David y Delia van a ir más tranquilos. Hay mucha gente a lo largo de todo el camino. 

     La verdad que enseguida nos damos cuenta de que el calzado, aún siendo técnico, no es el adecuado. Nuestras botas están ya muy desgastadas y no agarrán demasiado. Seguimos subiendo, ya en animada conversación. En el camino encontramos todo tipo de grupos, amigos, familias enteras, gente muy preparada y gente que no.

     Ya en la parte alta, en la cresta, el tiempo se complica y sopla un gran viento que junto con la poca adherencia hace muy difícil andar. Por un momento pienso en dar la vuelta, a pocos metros de la cima. Sólo el hecho de estar al lado de la cima y que parece que no hay más peligro continuamos hasta el final.

     La satisfacción es plena. Rubén saca su bocadillo. Yo unas galletas. Nos sacamos unas fotos con el Belén y enseguida nos damos cuenta de que ha sido una muy mala idea quitarnos los guantes... ¡Ay, las manitas! ¡Qué frío! Bueno, ahora toca bajar.

     La verdad que bajar resulta tan complicado como subir, sino más. De hecho, nos caemos un par de veces. Nos adelantan un par de chavales corriendo… ¡y uno de ellos en pantalones cortos! No me sorprende que estén corriendo, aunque sí temerario porque el camino no es seguro.

     En el último tramo, Rubén apresura el paso. La verdad que ya tenemos ganas de llegar al coche. De nuevo en el refugio de montaña nos recibe un precioso de arcoiris. Llamamos, mientras tanto, a David. Van un poco por detrás. 

     En cuanto llegan, nos ponemos rápidamente de vuelta. Se nota que el día ha estado bien pero estamos cansados. Esto promete una buena siesta.

     ¡Hasta la próxima salida!
 


David, Rubén y Andrés antes de iniciar "la expedición".


Los Jabatos haciendo cumbre.

Magnífica la vista en el descenso.


Desde el Jabatos Running Club os deseamos unas muy felices Fiestas y que disfrutéis de una Navidad cargada de alegría en compañía de los vuestros.


1 comentario:

  1. Buen reportaje! El próximo está ya a la vuelta! San Silvestre'13

    ResponderEliminar